Cualquier persona que quiera o tenga que viajar a Estados Unidos necesita contar con una visa para poder acceder al país. Este documento le será requerido para la entrada por aire, mar o fronteras terrestres. Las únicas personas que pueden viajar sin el visado Estados Unidos son aquellos ciudadanos que pertenezcan a uno de los 38 países que forman parte del programa de ESTA (Exención de Visa).

El primer paso para conseguir el visado es rellenar el formulario DS-160 y seleccionar el tipo de visado que se desea, que variará en función de la finalidad del viaje. Si lo que interesa son motivos turísticos o de ocio habrá que pedir la visa B1, que también puede ser utilizada para revisiones y tratamientos médicos; si, por el contrario, la razón del viaje es profesional, se necesitará la visa B2. Al acabar dicho formulario, aparecerá una página de confirmación en la que habrá un código de barras. Debe imprimir dicha web para presentarla en la cita presencial en la Embajada de Estados Unidos, donde le harán una entrevista. Además, también tendrá que abonar el pago del visado. Una vez terminado todo este proceso, si el proceso ha sido satisfactorio y ha sido aprobado el visado, la embajada retendrá el pasaporte del solicitante para poder imprimir la visa en éste. Después, será enviado a la oficina de correos o DHL que haya indicado la persona interesada y ahí podrá ser recogido.

¿Qué sucede si me roban el visado a Estados Unidos?

Muchas personas se preguntarán qué hacer si me roban el visado a Estados Unidos, ya que se trata de un documento esencial para el viaje. A veces puede haber un descuido o cualquier otra eventualidad y eso podría complicar la situación. Lo más importante en esas ocasiones es mantener la calma y no entrar en pánico, ya que no existe ningún tipo de penalidad o multa en caso de extravío o robo. Después, habrá que informar a la Policía y al consulado correspondiente de lo sucedido.

Muchas personas piensan que es importante llevar el pasaporte encima en todo momento, pero no es así. Éste se puede dejar en cualquier lugar seguro en el hotel para evitar perderlo. Si lo ha llevado encima y lo ha perdido y cree saber el momento y el lugar exactos, no dude en acudir al departamento de objetos perdidos del sitio concreto, ya que este tipo de documentos no suele desecharse a la primera de cambio.

También conviene llevar encima copias físicas y digitales de todos los documentos, de las tarjetas de crédito y de los seguros, para tener acceso a ellas en cualquier momento. Será útil tener una copia de todo para adjuntar a la denuncia del extravío o robo del visado, ya que agilizará mucho todo el trámite de nueva obtención.

Si en el momento que se pierde la visa todavía hay planeadas visitas fuera de la ciudad en la que se encuentra, éstas deberán cancelarse a menos que sean estrictamente necesarias. Lo conveniente es completar todo lo requerido cuanto antes.