Paredes neutras para combinar. Elegir colores neutros es un acierto total, ya que permite combinarlos con una amplia variedad de colores. La elección de un color para la habitación puede cambiar totalmente la sensación de amplitud de esta, por lo que antes de proceder a pintarla es importante reflexionar sobre lo que se quiere conseguir. A menudo, optar por colores clásicos para los muebles hace destacar todo el conjunto de la habitación, otorgándole un toque elegante y moderno. Sin lugar a dudas, la cocina es el lugar perfecto para aplicar tonos más neutros donde el protagonismo principal lo tengan los detalles y electrodomésticos en colores más atractivos.

Espacios abiertos. Cada vez más, los propietarios de casas y departamentos apuestan por un hogar más abierto y comunicado. Los espacios abiertos se han convertido en la tendencia ineludible de los últimos años. La posibilidad de comunicar diversas estancias del hogar, tales como comedor, cocina y salón facilita aún más la libertad de movimiento y de control si se tienen niños. Además, la amplitud de las diferentes habitaciones ofrece la oportunidad de tener un mayor espacio para colocar muebles y detalles que aporten frescura a cada una de ellas. Los espacios abiertos son idóneos para aquellas personas que adoren reunir en su casa a sus amigos y familias.

Independizarse es una de las decisiones más importantes que se toman en la vida. Una vez que se ha dado el paso, es imprescindible establecer unos requisitos que ayuden en la difícil tarea. Además, pedir ayuda a profesionales es siempre la mejor alternativa si se busca la casa de sus sueños. Por eso, empresas como quiero casa en CDMX se ponen a disposición de los compradores para ayudarles a localizar el departamento o casa que más se adapte a sus necesidades. Sin embargo, cuando se ha adquirido la casa ideal, es el momento de comenzar a decorarla en base a los gustos del comprador y a las nuevas tendencias en muebles y decoración existentes en el mercado.

Iluminación natural. Antes de seleccionar las diversas lámparas que decorarán las habitaciones, es imprescindible estudiar cada espacio y la luz que entra desde el exterior. Es importante crear un ambiente de confort donde predomine la luz natural, reforzando esta con la utilización de cortinas u otros elementos decorativos que dejen pasar la luz. No obstante, normalmente se busca también dar una sensación de calidez en el hogar, para lo que será necesario adquirir una variedad de lámparas que incluyan tanto de techo como de pie, de mesita e incluso apliques o focos. Lo más recomendable es apostar por luces LEDgracias a sus múltiples beneficios, entre ellos un gran ahorro energético. Lo ideal es distribuir las lámparas en función del ambiente que se desee, si más luminoso o, por el contrario, más íntimo.

Pequeños elementos decorativos. Aunque los muebles son los objetos más importantes a la hora de decorar una casa, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Gracias a ellos se puede conseguir el estilo deseado, más agradable y cercano. Colocar mantas de colores vivos sobre sofás o camas así como un mosaico con las fotos más memorables en una de las paredes del salón aportará un toque familiar a la estancia. Si se busca un mayor almacenamiento sin perder el estilo otorgado a la casa, hacerse con algunas cajas de mimbre puede ser la solución perfecta. Del mismo modo, colocar plantas, cojines a juego, espejos o pequeños objetos de decoración con detalles en bronce serán elementos que ayuden a crear un estilo minimalista en toda la casa sin olvidar la esencia del propietario.