Autor Invitado: Felipe Noble

¿Qué es el seguro de automóvil?

El seguro de coche es un contrato de seguro pensado para proteger a terceros de los daños causados por la conducción del coche asegurado en caso de accidente. Sin embargo, esta definición solo hace referencia a la cobertura mínima. A partir de ahí, las aseguradoras pueden ofrecer una amplia variedad de coberturas y beneficios adicionales. El precio final del seguro dependerá en gran medida de estas coberturas. Por eso, si se quiere contratar un seguro de coche barato, antes hay que saber qué incluye el precio.

¿Cómo se calcula el precio de un seguro de coche?

En primer lugar, el tipo de coche es un factor relevante. Por ejemplo, si se desea asegurar un modelo de coche con altas estadísticas de accidentes, habrá que pagar más por el seguro. Y también cuando se trata de modelos exclusivos. Aunque no es lo mismo contratar un seguro a terceros que por daños propios. Dicho de otro modo, algunos coches hacen más difícil la contratación de un seguro de coche barato.

Otros factores a tener en cuenta para calcular el precio del seguro tienen que ver con el conductor -su edad, años de carné, profesión, lugar de residencia, uso del coche, etc. Y, muy importante, los datos de siniestralidad: un conductor con un largo historial de accidentes previos no podrá obtener un seguro de coche barato. Y menos aún si desea contratar una póliza que cubra los daños propios.

Finalmente, todo aquello que traspase la responsabilidad civil obligatoria aumenta el precio de la póliza: asistencia en viaje, rotura de lunas, robo del vehículo, etc. El precio final dependerá de los acuerdos particulares establecidos por las aseguradoras con los proveedores de servicios. Si han conseguido buenas condiciones, podrán repercutirlas en sus seguros y ofrecerlos a precios más competitivos.

Comparadores de seguros

Visto todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de coche barato, lo mejor es estudiar el mayor número posible de ofertas. Esto sería un trabajo bastante tedioso si no fuera por los comparadores online. Son gratuitos y permiten ver todas las coberturas de cada modalidad de un solo vistazo. Además, son muy cómodos e intuitivos. Sólo hay que introducir los datos del vehículo y el conductor en el comparador y este presenta inmediatamente las mejores