Uno de los elementos clave de todo modelo de negocios, es el segmento de clientes. De hecho, todos los elementos estratégicos de un negocio, dependen directamente del mercado objetivo, por tanto, es fundamental poder entenderlo lo mejor posible.

Son muchos los errores que solemos conocer en la fase de descubrimiento de mercado y validación de clientes, lo que nos da como resultado información irrelevante y productos que no son acordes con los deseos, necesidades y expectativas reales del cliente.

Para evitar estos errores, a continuación, te comparto 3 consejos que te ayudarán a obtener información relevante para entender mejor a tus clientes:

Imagen de Cortesia: Pixabay

  1. Define cuáles son las hipótesis más importantes de tu modelo de negocios

 Antes de salir a interactuar con tus clientes, debes tener claro cuáles son las hipótesis que sustentan tu modelo de negocios, es decir, esos supuestos que, en caso de ser erróneos, pondrían en riesgo la viabilidad de la empresa que vas a iniciar.

Existen 3 hipótesis básicas en todo modelo de negocios:

  • Hipótesis de cliente: ¿Quiénes son o serán nuestros clientes? ¿Cuál es su perfil?
  • Hipótesis de Problema: ¿Cuál es el problema que buscamos resolver o necesidad que queremos satisfacer? ¿Cuál es el impacto de ese problema en la vida del cliente?
  • Hipótesis de solución: ¿En qué consiste nuestra propuesta de solución? ¿Cuáles son las características clave de nuestro producto o servicio?

La idea es que salgas al mercado en búsqueda de información específica que te ayude a determinar la viabilidad de tu modelo de negocios y te permita construir mejores productos.

  1. Ve a la selva

 Martin Lindstrom, experto en Psicología del Consumidor, dice: “Si quieres estudiar a los animales, no vayas a un zoológico… ve a la selva.”

Tus clientes jamás se comportarán de manera natural en escenarios artificiales. Si quieres entenderlos realmente, debes observar sus comportamientos en escenarios de compra reales.

Con hipótesis definidas, podrás diseñar experimentos que te permitan interactuar de manera natural en el mercado para obtener la información que necesitas.

  1. Busca hábitos y comportamientos, no opiniones

El hecho de que 100 personas digan que “comprarían tu producto”, no significa que realmente vayan a hacerlo. Vale mucho más que logres descubrir hábitos y comportamientos del mercado que pudiesen influenciar la decisión de compra a tu favor.

Existe una gran diferencia entre decir “me gusta comer de manera saludable” y llevar una dieta alimenticia realmente saludable.

Finalmente, es importante que como emprendedor aprendas a escuchar y seas flexible en el proceso de validación. De nada sirve interactuar con tus clientes si al final vas a construir tu producto según lo que a ti te parezca.

¿QUIERES EMPRENDER Y NO SABES COMO?
Apúntate y recibirás mis mejores contenidos sobre emprendimiento y modelos de negocios que te ayudarán a iniciar tu propio negocio.
Además recibirás GRATIS mi Ebook "Elige El Modelo De Negocios Para Tu Idea"

¿Que te ha parecido este artículo? . Ayúdame a compartirlo en tus redes sociales.

También te puede interesar los siguientes artículos relacionados.

Autor:

 

Javier Diaz,

Empresario y blogger apasionado por la tecnología, los negocios y la educación.

Twitter: @javierdiazr